Lo que el dinero puede pagar

Que el dinero no da la felicidad es algo que sabe todo el mundo –o que todo el mundo, no rico, quiere pensar– pero está claro que ayuda mucho. La compañía de servicios de conserjería de lujo Pure Entertainment Group lo sabe bien. Y lo sabe porque son ellos los que se encargan de hacer realidad los caprichos de aquellos que se los pueden permitir –ojo que para alguno no hace falta ser millonario–. Tanto es así que han desvelado el top 10 de servicios de conserjería de lujo que les han solicitado.

Cenar con un famoso

¿Quién no ha soñado alguna vez con cenar con una estrella de Hollywood o de la moda? Pues resulta que todos pueden llegar a estar dispuestos por un buen precio. Que te apetece ver cómo corta Beckham un filete o si Kendal Jenner sorbe la sopa, pues no tienes más que llamarlos y pagar el precio que corresponda –eso sí, suelen empezar en unos 10.000 US$ lo no demasiado conocidos–.

Una isla privada

De esto ya hemos hablado otra veces, a los ricos les gusta la intimidad y las islas privadas todavía más. ¿Será porque tienen miedo de que los no tan ricos les intenten robar?

Raina Experience Maldivas

Visitar una relojería de lujo

¿A que esto no te lo esperabas? Pues resulta que lo de visitar una relojería en Suiza y ver cómo se fabrican los relojes de lujo es algo que gusta mucho a los que se lo pueden permitir. Ya no basta con llevar un reloj de muchos ceros en la muñeca, tienes que estar allí mientras lo fabrican, porque el pack incluye la creación de un reloj personalizado.

Que te felicite una estrella

Vale que habrá estrellas que no estén dispuestas a cenar contigo ni por todo el oro del mundo –más que nada porque ellas ya tendrán bastante oro también– pero siempre puedes pedirles que te manden un saludo, una felicitación o simplemente un mensaje. ¿Que te quieres ir a dormir todas las noches con un “dulces sueños” de Angelina Jolie? Pues nada, a por ello.

Vivir el festival de Cannes

Todo el mundo –vale, todo el que puede permitirse estos caprichos– puede comprar una entrada para el festival de Cannes, conocer a los famosos en alguna presentación, acudir a la cena de gala… pero si lo que quieres es sentirte como una auténtica estrella esto se queda corto. Tú lo que buscas es un ático con vistas, una cena de lujo preparada por un estrella Michelin, ir de tiendas con un personal shopper, que te maquillen los maquilladoras de las estrellas, recorrer la alfombra roja… lo normal, vamos.

Alta costura

Porque comprar Dior, Channel o Armani lo puede hacer cualquiera. Lo que se puede pagar con dinero es un traje a medida de alta costura, por ejemplo tu vestido de novia.

Fiesta en un jet privado

De nuevo la intimidad. El “privado” asociado a los jets. En este caso una fiesta para celebrar el nacimiento de un bebé con un vuelo en espacio aéreo internacional de cuatro horas, DJ a bordo, aterrizar en Las Vegasque digo yo: ¿para qué quería ir el bebé a Las Vegas?–.

Avion Privado A-380 Comedor

El viaje del millón de dólares

Aquí vamos llegando a cosas interesantes: un viaje por los cinco continentes de resort de lujo en resort de lujo, aviones privados, tours de impresión… por la módica cantidad de un millón de dólares. ¿Quién no quiere dar la vuelta al mundo? Y ya si es así…

Golf

Lo de los ricos con el golf es algo curioso. No se habla de ricos que quieran que les enseñen a jugar al fútbol o al baloncesto, ni clases de artes marciales o de natación… No. A ellos les motiva el golf –y a los no tan ricos también, conste–. Pero un servicio de conserjería de lujo hace algo más que buscar a un jugador profesional para ayudar a mejorar el swing, te lleva a los mejores y más exclusivos campos de golf del mundo para hacerlo.

Real Club de Golf El Prat Campo

Cenar en un restaurante exclusivo

Cuando digo exclusivo me refiero a algo que tenga una lista de espera de meses. Como pasa en las películas, el dinero lo puede todo y siempre se puede hacer un hueco para una mesa por unos cuantos euros con un par de semanas de antelación.

Y ahora, ¿sigues pensando que el dinero no da la felicidad?

Vía ArabianBusiness

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *