¿Quieres frío? Dormir en hoteles de hielo

Si el otro día hablábamos de alquilar una isla para disfrutar de la playa de otra forma y pensaste: “es que a mí no me gusta el calor, soy más de frío”, no te preocupes, llega tu lujo: hoteles de hielo. Sí, porque si lo que de verdad hace que te sientas bien es ponerte unas cuantas capas de ropa, taparte con una manta bien gruesa y ver el vapor que sale de tu boca al respirar puedes poner el aire acondicionado a tope o acercarte al Círculo Polar Ártico y dormir en una casa de hielo. Los iglú son una opción, pero si de verdad quieres disfrutar, lo que buscas es un hotel de lujo y diseño con todas las comodidades… menos calefacción, claro.

ICEHOTEL Suecia Paulina Holmgrem

Foto: Paulina Holmgrem

ICEHOTEL, Jukkasjärvi, Suecia

El primer hotel de hielo1989, esta temporada 2014-2015 se ha construido por vigesimoquinta vez– y el más grande5.500 metros cuadrados de superficie ocupada– está en la localidad sueca de Jukkasjärvi 200 km al norte del Círculo Polar Ártico. Los inviernos en Jukkasjärvi ya no son lo que eran, antes de la primera construcción del ICEHOTEL, los poco más de mil habitantes –y sus mil perros– prácticamente invernaban… ahora reciben a más de 50.000 turistas.

Cada año es un grupo distinto de arquitectos, diseñadores y artistas el encargado de construir semejante “edificio” con miles de toneladas de hielo del río Torne. El hielo se corta entre marzo y abril y se mantiene congelado hasta noviembre que es cuando comienza la construcción. La temporada va de mediados de diciembre hasta abril, cuando el hotel se descongela y desaparece.

ICEHOTEL Suecia Paulina Holmgrem

Foto: Paulina Holmgrem

Si no quieres o puedes quedarte a dormir, se hacen visitas guiadas. Y, si quieres ir un paso más allá, hay una capilla en la que se celebran bodas, más de cien cada temporada.

Sorrisniva Igloo Hotel, Alta, Noruega

En 1999 se construyó por primera vez este hotel de hielo en Noruega y sigue cada año fiel a su cita. En Sorrisniva, a 20 kilómetros de Alta, también en pleno Círculo Polar Ártico. La temperatura en las habitaciones se mantiene constante a unos cuatro grados bajo cero… si te parece muy baja, piensa que fuera llegan a ¡40 bajo cero! y que es únicamente la capa de nieve y hielo la que regula la temperatura interior. Las habitaciones cuentan sólo con la cama, baños, duchas, sauna… están en el edificio adyacente.

Aquí también hay capilla para celebrar tu boda y, por supuesto, visitas guiadas.

Sorrisniva Noruega Capilla

Foto: Hotel Sorrisniva

Snow Village, Ylläsjärvi, Finlandia

Algo más que un hotel de hielo, aquí hablamos de una ciudad de hielo con más de 20.000 metros cuadrados de superficie. En el Snow Hotel las habitaciones van de las dobles estándar a las suites con decoración hecha en hielo. Eso sí, si pasas frío, bajo el hotel hay una zona cálida con baños, una gran chimenea y algunas camas para los que no sean capaces de pasar la “prueba” de una noche en una habitación de hielo.

SnowHotel Finlandia
La boda en el hielo tiene tirón y los finlandeses tampoco pierden la oportunidad, en el Snow Village también hay capilla en la que celebrarlas.

Hoteles de hielo en América

El Círculo Polar Ártico también tiene su hueco en Norteamérica y canadienses y estadounidenses han construido también sus hoteles de hielo.

En Canadá, a diez minutos del centro de Quebec, está el Hôtel de Glace abierto con el milenio, en 2001. Cuarenta y cuatro habitaciones y suites decoradas con hielo y nieve en las que dormir con gorro al lado de una gran ciudad.

En Alaska, Estados Unidos, el Hotel de Hielo de Aurora, en Fairbanks, es el único que abre todo el año gracias a un sistema de refrigeración. Si quieres dormir en un hotel de hielo y aprender a tallarlo en pleno verano, ésta es tu opción.

Hotel Iglú, Grandvalira, Andorra

Si con las islas acabamos hablando de una frente a la costa de Ibiza, con los hoteles de hielo hacemos lo mismo. No hace falta llegar al Círculo Polar Ártico, basta con subir a los 2.350 metros de altitud en Andorra para poder tener la experiencia de dormir entre paredes de nieve y hielo en el Hotel Iglú de Grandvalira. Nueve iglús te esperan entre estándar –para 6 personas cada uno, románticos –para dos personas– y románticos plus –para dos personas también–.

Hotel Iglu Grandvalira Andorra

Foto: Hotel Iglú

¿Quién dijo que prefería el frío? Y si quieres más hoteles especiales… ¿qué tal de sal?

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *