¿Qué hay hoy tras el luminoso de Schweppes de la Gran Vía?

No es casualidad que el edificio Carrión –más conocido como Capitol– se eligiera como icono de la Gran Vía en el centenario de esta emblemática calle madrileña. El edificio, y en particular su luminoso de Schweppes, es ya uno de los símbolos de identidad no sólo de la calle, sino de todo Madrid. Más desde que apareció en la película “El día de la bestia” de Álex de la Iglesia.

El edificio fue inaugurado en 1933 y, en la época, rebosaba de innovación. Según se explica en un artículo de El país, en la memoria del proyecto, que aún se conserva, los constructores decían: “La fachada del torreón será utilizable para la instalación de carteles luminosos“. Hoy el único que sobrevive es el de Schweppes pero llegó a haber una docena, a imitación de las calles de las grandes capitales del extranjero, cogidas siempre como ejemplo.

Edificio Carrion Capitol

El edificio fue el primero con aire acondicionado de Madrid, “como el que existe en los cinematógrafos del extranjero”, según la memoria, con “clima artificial de primavera”. Siempre según el artículo de El País, la sala de máquinas ocupaba el mismo espacio que el cine, uno de los mayores de la capital. Fue uno de los primeros edificios comerciales de España, para satisfacer todas las nuevas necesidades de ocio de los madrileños de los años ‘30: había, por supuesto, cines –con una increíble sala de cinco plantas y 1.800 plazas, nada menos–, teatros, cafés y salones de té, bar americano, salas de fiesta y baile, economato, despachos y los primeros apartamentos y estudios amueblados de alquiler de Madrid. Los muebles estaban diseñados por el mismo arquitecto del edificio: Feduchi.

Hotel Vincci Capitol Vista Gran Via Dia

Con el tiempo lo único que se ha conservado es el cine Capitol, por lo demás hay una tienda de ropa en la planta baja y esos innovadores pisos se transformaron en un hotel, que pasó por manos de diferentes cadenas y hoy es el Vincci Capitol, de 4 estrellas y remodelado hace poco. De la decoración original no queda prácticamente nada pero han sobrevivido los planos de construcción, que hoy se pueden admirar en los pasillos del hotel.

Dormir tras el cartel de Schweppes o encima de la pantalla del Cine Capitol

¿Sabíais que es posible dormir tras el cartel de Schweppes? Sí, ahí está la habitación “Vincci Skylight”, con su cama redonda y cortinas reforzadas para que no entre la luz del neón. Nos pasamos por el hotel a visitarla y, aunque no es una de las habitaciones más lujosas, la experiencia de quedarse ahí debe de ser única. Y las vistas a la Gran Vía son espectaculares, por supuesto.

Hotel Vincci Capitol Habitacion

El cine es el leit motif del hotel, incluso hay una antiguo proyector que se encontró en las obras del hotel y que ahora está como decoración. Las habitaciones “fila chim-púm 4”, “fila 5” y “fila 6” son las “habitaciones de cine”, justo encima de la pantalla del cine Capitol y decoradas con motivos cinematográficos. Marilyn puede darte la bienvenida al baño…

Hotel Vincci Capitol Sala Habitacion Cine

Una de las mejores vistas panorámicas de Madrid

Sin duda, uno de los mayores atractivos del hotel son las vistas panorámicas de Madrid. Tiene dos terrazas, una que da a la Gran Vía y otra al Madrid de los Austrias. Algunas habitaciones también tienen terrazas privadas y luego está la Junior Suite Superior, en la última planta del torreón y con vistas a 360º sobre el centro de Madrid, ¡todo un lujo!

Hotel Vincci Capitol Terraza Vista Gran Via

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: José A. Álvarez.
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información, así como acceder a todos los datos que dispongamos sobre ti.